Presentación y Bendición del Trono tras el proceso de Restauración y Dorado

El viernes día 30 de marzo de 2001 se llevó a cabo lo que po­dríamos calificar como el acto más emblemático de los realiza­dos en la Cuaresma del año 2.001 por esta Cofradía. En la Iglesia de San Juan Bautista, su sede canónica, a las 20:30 horas bajo la presidencia del consiliario de la misma, el Reverendo Pa­dre D. Juan Miguel González Rubio y la presencia del presidente efectivo de la Cofradía y Alcalde del Excmo. Ayuntamiento de Vélez-Málaga el Ilmo. Sr. D. Antonio Souvirón Rodrí­guez, autoridades civiles y militares, presidente de la Agrupación de Co­fradías D. Fermín Domínguez Cabe­llo, Hermanos Mayores de las cofra­días agrupadas. Hermanos y sim­patizantes se realizó un brillante acto que estuvo dividido en dos partes:

Primera parte:
Solemne Eucaristía, celebrada por el men­cionado consiliario, en la que intervino la Orquesta de Cámara de la OSPM (Orques­ta Sinfónica Provincial de Málaga) y la Co­ral Amigos de la Música de Vélez-Málaga, di­rigidas por Francisco de Gálvez, que inter­pretaron un Arias de la Suite en Re de Bach y el Ave Verum Corpus de Mozart.

Una vez terminada la Eucaristía, se pro­cedió a la bendición del trono del Santo Sepulcro, que se encontraba expuesto jun­to al Santísimo Cristo al pie del Altar Mayor. Emotivos momentos se vivieron con el en­cendido de las tulipas, fue cuando se pudo comprobar el excelente trabajo de dorado, esos perfectos contrastes entre el brillo y el mate, realizados por los artesanos sevilla­nos D. Antonio Moreno Serrano y D. Manuel Rodríguez Cotán, que se encontraban en­tre los invitados al acto.

 

Segunda parte:
Concierto Sacro a cargo de la Orquesta de Cámara de la OSPM y la Coral Amigos de la Música dirigidas, por D. Francisco de Gálvez que interpretaron una selección de la Pasión según San Mateos, obra de Juan Sebastián Bach, destacando la par­ticipación de la solista veleña Doña Cristina Cómitre Marín.
Una vez finalizado el concierto, el secretario de la Cofradía procedió a dar lectura al extracto del acta, donde se aprobaba la imposición del escudo de oro de la Real Cofradía del Santo Sepulcro, a la persona del Ilustrísimo Sr. D. Antonio Souvirón Ro­dríguez, Alcalde del Excelentísimo Ayuntamiento de Vélez-Málaga, que le fue impuesto por el Hermano Mayor de la Cofradía.

D. Juan Miguel González Rubio

Acto seguido se hizo entrega de una reproducción del escapulario de la Cofradía, obra realizada en bajo relieve en gres vidria­do en oro por el maestro ceramista Virgilio Rodríguez Sánchez al consiliario de la cofradía D. Juan Miguel González Rubio, al Excmo. Ayuntamiento de Vélez- Málaga, al Presidente de la Agrupación de Cofradías D. Fermín Domínguez Cabello, al Hermano Mayor de la Cofradía de Nuestra Señora de las Angustias D. Francisco Gutiérrez Fernández y al Presidente de la Orquesta Sinfónica Provincial de Málaga.

También se hizo entrega de la misma reproducción conmemorativa al pro­fesor de Bellas Artes D. Antonio Borre­go Gutiérrez, a los maestros doradores D. Anto­nio Moreno Serrano y D. Manuel Rodríguez Cotán, al Hermano más antiguo de la cofradía D. Salvador Cabello Núñez, a los anteriores Hermanos Mayores D. Gabriel Mir Santacruz y D. Antonio Bonilla Martín, a todos los Hermanos Mayores presentes en el acto, así co­mo al presidente de la comisión de protocolo de la Agrupación de Cofra­días D. Antonio Galán Santana.

Posteriormente se realizó un besapiés al Cristo Yacente, en el que con gran admiración y respeto, todos los pre­sentes pudieron contemplar el bello rostro del titular de la Cofradía, algo que solo se puede hacer en contadas ocasiones.

Una vez finalizado el acto, todos los presentes se trasladaron a los salones de la Sociedad Recreativa «La Peña», en la que se sirvió un bufé donde cofrades, músicos, coralistas y demás personas pasa­ron un rato agradable departiendo sobre todo lo acontecido.

La Cofradía quiere agradecer a todo el mundo cofrade veleño su numerosa presencia en este acto, a nuestro Consiliario, al Excelentísimo Ayuntamiento, a la Orquesta Sinfónica Provincial de Málaga la desinteresada participación en el mismo, a la Coral Amigos de la Música, a la comi­sión de protocolo de la Agrupación de Cofradías, y a mucha gente anónima, ya que sin su ayuda y presencia, este acto no hubiera tenido la solemnidad y brillantez alcanzada.