Hermanamiento Cofradía Ntra. Sra. de las Angustias

Dentro de los actos encuadrados en la Presentación y Bendición del trono de nuestro Sagrado Titular, una vez terminada la misa y el solemne acto de bendición, dio comienzo el acto del primer Hermanamiento entre dos Cofradías Veleñas, fruto del cariño y camara­dería existentes desde hace al menos una década, entre la Cofradía de Nuestra Señora de Las Angustias y la Real Cofradía del Santo Sepulcro. Las mismas quisieron plasmar ese intenso y mutuo afecto, de la mejor forma que lo pueden llevar a cabo dos colectivos tan cualificados de la Iglesia, como son las Cofradías.

El acto consistió en el intercambio de dos pergaminos conmemorativos, en el que se reflejan la aprobación por las respec­tivas juntas de gobierno del mencionado Hermanamiento, el visto bueno por parte del limo. Sr. Obispo y el apadrinamiento por parte de nuestro común Consiliario el Reverendo Padre D. Juan Miguel González Rubio. Durante el acto se hizo una ofren­da por parte de los dos Hermanos Mayores Francisco Gutiérrez Fernández y Miguel F. García Carmona.

Nuestra Señora de las Angustias y a la del Cristo Yacente. La Cofradía de Nuestra Señora de las Angustias obsequió a la Cofradía delSanto Sepulcro, como recuerdo por su 50 Aniversario, de un guión con el escudo de la Cofradía, bordado en oro sobre terciopelo negro, obra de Antonio Ruiz Carmona.

El Hermano Mayor de la Cofradía del Santo Sepulcro quiere agradecer la total disposición y colaboración en ese día por parte de los HERMANOS (ya nuestros) de la Cofradía de Nuestra Señora de las Angustias en un año de tanta trascendencia para nuestra Cofradía, en ese y en cada uno de los actos que organizamos.

Esto podría ser una pequeña muestra del sentimiento que embarga a este grupo de personas, pertenecientes a dos cofradías de la Semana Santa Veleña, sentimiento que quedó reflejado y que todo el pueblo de Vélez pudo comprobar en el encierro de la madrugada del Viernes Santo, encierro lleno de seriedad, solemnidad y cariño mutuo, demostrado sobre todo por el esfuerzo llevado a cabo por parte de las dos horquillerías en una noche que difícilmente olvidaremos los allí presentes.