Cabello Núñez, Salvador

Nace en Vélez-Málaga el día 8 de Mayo de 1924.

Toda su vida familiar y empresarial se ha desarrollado en esta Ciudad.

Casado con Doña Carmen González Álvarez, son padres de 5 hijas.

Es miembro de la Real Cofradía del Santo Sepulcro de Vélez-Málaga desde su reorganización en el año 1951.

Unos años antes, junto a un grupo de veleños amantes de la Semana Santa (D. Juan Barranquero, D. José Mir, D. Salvador Domínguez., etc), con más ilusión que medios, compraron la imagen del Santo en Granada al Imaginero D. Domingo Sánchez Mesa, para lo que firmaron unas Letras de Cambio que se comprometieron personalmente a pagar.

Con gran esfuerzo, mediante rifas, loterías, alguna subvención del Ayuntamiento, y sobretodo, con la colaboración del pueblo de Vélez-Málaga, se pudo hacer frente al pago de las mencionadas Letras que a más de uno traía sin dormir.

Es el Viernes Santo del año 1.952 cuando salió el primer desfile procesional sin trono, y trasladando la Imagen del Cristo Yacente en unas andas porteada por 6 personas.

Desde entonces D. Salvador Cabello nunca ha faltado a ninguna salida procesional junto a su Familia, todo un clásico.

Toda la familia pertenece a la Cofradía, y en la actualidad son sus nietos los que participan activamente en la misma y muy especialmente: D. Antonio Manuel Conde Cabello (Horquillero), D. Alfredo José Pardo Cabello (Mayordomo que vive en Granada y cada año se reserva el Viernes Santo para estar con su Cofradía), D. José Carlos Reina Cabello (Horquillero).

Todos ellos participan cada año en el desfile procesional junto a su abuelo.

Mención especial merece su nieta Doña María Pardo Cabello, fallecida en 2006 y que cada año quiso participar en el desfile hasta que su enfermedad se lo impidió.

Para la Familia Cabello el Viernes Santo es un día muy especial y el único día del año que ningún miembro falta a la cita.

D. Salvador Cabello Núñez ha sabido inculcar a su familia el amor por su Cofradía, y para la familia es un orgullo pertenecer a la Real Cofradía del Santo Sepulcro, que contribuye al esplendor de nuestra Semana Santa Veleña.